Archivos Mensuales: agosto 2010

Otis Redding: (Sittin’ On) The Dock Of The Bay

Hablar de (Sittin’ On) The Dock Of The Bay (1968) es hacerlo de uno de los más grandes éxitos que ha dado la música Soul. Se publicó unos meses después del fallecimiento de su escritor y cantante, Otis Redding.

Fue una canción que desde el principio no gustó mucho en el entorno de Otis Redding. Principalmente, porque se parece poco al resto de lo que había interpretado hasta entonces. Y también, por el silbido del final, muy diferente de la fuerza que solía imponer el cantante al final de las canciones. Otis Redding fue el único que creía en que esta canción sería todo un número uno.

La idea de Otis Redding era de dar un cambio importante en su música, seguramente acercándose más a la música pop, algo así como el sonido de The Beatles que admiraba. Da igual, ya nunca lo sabremos.

Tenía sólo 26 años cuando murió en un accidente de avión y nunca pudo ver como su (Sittin’ On) The Dock Of The Bay subiría como la espuma hasta el número uno de las listas en Estados Unidos.

Señoras y señores, esta canción es para todos aquellos valientes que son capaces de hacer lo que realmente desean aunque tengan a todo el mundo en contra, para todos ellos:

Cómo escogí esta música, o mejor, cómo esta música me escogió a mí

En el año 1992 convencí a mi madre para que me comprara un doble casete que había visto anunciar por la televisión. Se titulaba “Lo mejor del Soul” y venía repleto de estándares de esta música. Yo tenía entonces 13 años y me había llamado mucho la atención una canción que traía: el clásico Stand By Me.

Ese fue mi primer disco Soul. He escuchado tantas músicas diferentes desde entonces y explorado tantos sonidos que podríamos llenar otros 5 años de blog. Pero siempre me digo a mí mismo: la música debería ser bonita, agradable, emotiva y directa al corazón.

El legado de todos los artistas Soul es tan grande, tan inolvidable y tan imprescindible para comprenderse a uno mismo que cualquier amante de la música de verdad debería en algún momento sumergirse en todo esto. Es la máxima expresión del corazón puesta en la música, ignorarlo es un pecado casi capital.

Personalmente, en la música Soul siempre he encontrado todo aquello que no me atrevo a decirle a nadie. Son la voz de mis pensamientos y de mis sentimientos. Sin muchas canciones de las que os he hablado en esta web no habría superado los peores momentos de mi vida y los alegres no lo hubieran sido tanto.

En el fondo, creo que sigo siendo el mismo chico de 13 años: me derrito con todo lo romántico, me encanta el amor por encima de todo aunque nunca sepa muy bien cómo definirlo, sólo puedo llorar cuando nadie me ve, nunca aprenderé a conocer mis sentimientos por muy científicamente que me lo tome y siempre tomaré algunas decisiones que aunque creo han sido recapacitadas las he tomado con el corazón.

¿Sabéis?, después de tantos años en este sonido me doy cuenta que de alguna manera esta música me escogió a mí, soy el perfecto candidato para ella. Yo que pensaba que era libre de escucharla, pero realmente soy un esclavo, porque por mi manera de ser escuche lo que escuche siempre acabo volviendo a sus brazos.

Sí, puedo decir que la música Soul me escogió a mí. Y vosotros, tened cuidado que no os pase lo mismo porque acabaréis adorando una música que probablemente toda la gente que conocéis nunca comprenderá ni se esforzará en comprender.